FILA SIETE

5873167

“The stooge”, nuevo trabajo del escritor británico Christopher Priest
El guión es una continuación de “El prestigio”, que fue llevado al cine por Christopher Nolan en 2006

El escritor británico Christopher Priest, autor de El prestigio (The prestige), que fue llevado a la gran pantalla por Christopher Nolan en el año 2006 (El truco final) con Christian Bale y Hugh Jackman, ya ha culminado la continuación de la historia, The stooge. Su salto al cine irá de la mano del director uruguayo Rogelio Fojo y la producción de Tom Joyner (Tiburón), y comenzará a filmarse en 2015.

Como indica el propio Priest, “una noche de hace algunos años fui a ver un espectáculo en vivo de magia para entender en qué consistía. Investigaba el tema para una novela que estaba escribiendo entonces, libro que se convirtió en El prestigio (The prestige). Soy escritor, no mago, y no estaba tratando de descubrir secretos, sino que quería sentir y respirar de cerca la forma en que se ejecuta profesionalmente la magia”.

Por lo general, “los secretos de magia se mantienen muy bien guardados, principalmente porque los magos son conscientes de que muchos de los más grandes trucos dependen de una cuidadosa preparación -algún mecanismo secreto, una carta marcada, etc.- que de revelarse decepcionaría a la mayoría de la gente. ¡La magia es pura ilusión! Juzgamos la actuación de un mago no por lo bien que guarda el secreto, sino por la calidad de su presentación. Ése es uno de los temas principales de El prestigio”.

Durante esa velada “me impresionó un acto en particular. Dos jovencitas realizaron unos escapes veloces asombrosos, una de un chaleco de fuerza, la otra de sus ataduras con cuerdas. El último acto reunió todos estos elementos con una vuelta de tuerca adicional: un joven de la audiencia fue invitado a subir al escenario y se convirtió en su inocente víctima de manera espectacular. El chico lo tomó con buen humor, pero era evidente que se sentía un tanto avergonzado. Al final fue aplaudido con entusiasmo por el público”.

Al volver a casa “pasé largo tiempo tratando de averiguar en qué forma esas dos chicas habían realizado los trucos. Ya dije que no estaba interesado en revelar secretos, pero para entonces había aprendido que toda la magia se basa en seis principios básicos: desaparición, transposición, etc. Por lo tanto sabía que dichos principios debieron haber sido utilizados. Tras mucho pensar, pude imaginarme cómo habían sido logrados casi todos los efectos, pero el último, el del tipo del público, seguía dejándome perplejo. Finalmente caí en la cuenta. El joven no era un miembro más de la audiencia, sino alguien pagado. Su parte en el truco era ofrecerse como ‘voluntario’ para subir al escenario, pero lo hizo porque sabía con exactitud lo que iba a ocurrir. Y ese conocimiento, esa colaboración silenciosa, hizo el acto perfecto”.

Al terminar de escribir el libro El prestigio, “surgió la opción de la película, y luego un día comencé a pensar sobre el rol de los ‘voluntarios’ en la magia. ¿Quiénes son? ¿Cómo alguien se convierte en uno? ¿Cuánto saben acerca de los trucos? ¿Qué deben hacer para ganarse el sueldo? ¿Y qué sucede con ellos después…?”.

Todos estos detalles, “aparecen en esta nueva historia, The stooge, que tomará vida cinematográfica gracias al director Rogelio Fojo”.